Episode: Tierra va a Temblar de Johnny Colón


La Hora Faniática Logo
Subscribe
Tierra va a Temblar de Johnny Colón
A finales de 1975 el multi-instrumentista neoyorquino Johnny Colón grabó su sexto disco para el sello Cotique. En aquel tiempo Cotique ya había entrado en el grupo empresarial de Fania Records y la idea de Jerry Masucci es que Colón estuviese con Vaya Records, filial de la compañía. Pero hubo una serie de problemas contractuales y el músico quedó en una especie de limbo. Aún así firmó entonces uno de sus trabajos más exitosos, Tierra Va a Temblar, uno de los más álbumes más conocidos de la salsa en Suramérica y donde se incluyó el hit Cuero Estirao, presente en infinidad de recopilaciones. Esta es la historia de aquel álbum narrada por Johnny Colón y Henry Fiol en La Hora Faniática.

La Hora Faniática
Users who viewed this episode also viewed...

La Hora Faniática > Abran Paso de Ismael Miranda en LA HORA FANIATICA con José Arteaga

Hay álbumes que lo dicen casi todo con su título. Abran Paso de Ismael Miranda con la orquesta de Larry Harlow es uno de ellos. Hay varias razones para ello. La primera es la lista de los músicos participantes, la segunda es el repertorio, la tercera es la carátula. La Hora Faniática acude a entrevistas con sus protagonistas para narrar como se hizo uno de los discos capitales en la historia del movimiento salsero, pues su realización se logró casi entre bambalinas del documental Our Latin Thing...

La Hora Faniática > El Sabor de Gene de Gene Hernández

Fue el tercer disco que grabó Gene Hernández como líder de banda para el sello Alegre. Lo hizo en el verano de 1981 y se tituló El Sabor De Gene. Los anteriores habían sido Gene Hernández y Novedades con Amor en 1978 e Inspiraciones en 1979. Y alcanzó los primeros lugares de popularidad, porque en aquellos años, comienzos de los años 80, el sonido de charanga estaba en auge entre la comunidad latina de Nueva York...

La Hora Faniática > Viva Valdés de Alfredito Valdés

Cuando don Alfredo Valdés se radicó en Nueva York tenía 46 años y un hijo de 15 que ya le seguía los pasos. Pero don Alfredo era cantante y su hijo pianista. Así comenzó, en 1956, la segunda vida de un sonero que había hecho parte de las orquestas más populares de su país, incluidos el Boloña, el Septeto Nacional y el Havana Casino...
Comments (0)

Login or Sign up to leave a comment.

Log in
Sign up

Be the first to comment.